A LA GRAN MASA DEL PUEBLO “ATRAYENDO” AL CAPITAL

En la disputa por la hegemonía entre el Capital Financiero y el Productivo el Gobierno de Mauricio Macri produce un cambio tanto en el modo de acumulación de capital como en la orientación en rol del Estado, que implica una ruptura con los últimos 12 años. La novedad es que la dirigencia del Movimiento Obrero, que durante el apogeo del último ciclo neoliberal no supo o no quiso reaccionar -en general cooptada, fragmentada y acorralada-, hoy parece tomar cuenta de la historia y en menos de 5 meses lanza una movilización con la presencia de las seis Centrales sindicales el próximo 29 de abril fijando límites al gobierno y tomando partido en la disputa  histórica entre especulación y producción.

Por Leonardo Anolles

La inflación, el impuesto a las ganancias y la corrupción fueron alguno de los fundamentos para que una opción de derecha liberal pueda aplicar un programa ultra ortodoxo en la Argentina.  Así, la apertura, flexibilización del trabajo, desregulación y -porqué no- futuras privatizaciones como la que está por suceder con Fútbol Para Todos, significan un claro giro y vuelta atrás hacia el programa económico de los años noventa del siglo pasado.

macri y peron

Atrayendo al capital

Una de las grandes consignas electorales de Cambiemos fue la necesidad de atraer capitales y generar confianza en los inversores. En esa línea el último documento difundido y utilizado por el Gobierno de Mauricio Macri  “Argentina: Land of opportunities” desmiente su propio discurso de  la pesada herencia y pretende atraer capitales resaltando el estado de la economía (*). Eso sí, cambian las reglas de juego que generaron la mencionada tierra de oportunidades.  Por un lado allanan el camino a los capitales financieros en detrimento de los capitales productivos, y al mismo tiempo propone el camino de la baja del salario y la suba de la desocupación, el mercado competitivo y la desaparición o adaptación de aquellas empresas o ramas de la industria que no puedan competir con la apertura y flexibilización de las importaciones. Los trabajadores ya lo están sufriendo, y le piden a sus centrales sindicales, que combatan ese capital financiero que atenta contra su estabilidad laboral y les quita poder adquisitivo.

00 Argentina Land of opportunities

Capital y trabajadores

La inflación de dos dígitos que azotó los últimos años del gobierno kirchnerista generó una disputa por la distribución de la renta entre el capital productivo y el trabajo. El incremento de los precios levemente por encima de la recuperación del salario significó una desvalorización del poder adquisitivo del asalariado y una recuperación y ampliación de los niveles de ganancia por parte del capital, gracias a la baja de lo que ellos llaman el costo laboral vía inflación.

Pero esta situación se vio agravada y acrecentada tras las medidas del actual Gobierno que con la devaluación, quita de subsidios parciales y los aumentos en nafta, transporte y servicios básicos llevó, en menos de 100 días, a un campo adverso a la disputa por la recuperación del salario entre el capital productivo y el trabajo.  O como dijo el Ministro de economía Alfonso Prat Gay: “Cada sindicato sabrá dónde le aprieta el zapato y hasta qué punto puede arriesgar salarios a cambio de empleos”. Ahora el contexto de despidos en el Estado, en las Pymes y por el parate de la obra púbica obligan a los Sindicatos a buscar respuestas ante el reclamo de sus representados y los desocupados que comienzan a ser cada vez más: 150 mil despidos púbicos y privados que se dieron en la gestión Pro.

00 prat_gay_0_0

Más harina y menos pan

El nuevo Gobierno plantea un proceso reprimarizador de estructuración productiva orientado a hacia la producción de bienes intermedios, commodities de bajo valor agregado (los grandes ganadores junto a los bancos) sin mirar al mercado interno, con una clara tendencia desindustrializadora.  La histórica contradicción entre los capitales del agro y la industria que se revivió en los últimos 12 años  (contradicción que tiene a este segundo actor como demandante de las divisas, dólares, generadas por el primero) encontró al sector del agro como vencedor y beneficiado, tras las medidas económicas del Gobierno Pro. Menos impuestos y costos para el campo, y más impuestos y mayor costo de vida para los trabajadores.

Compartiendo el capital

Durante el último proceso de sustitución de importaciones kirchnerista la incorporación de nuevas tecnologías fue desigual según las ramas y el tamaño de las empresas, pero  esta posibilidad apunta a la mejora del salario ya que la maximización de la ganancia se realiza a través de incorporación de tecnología, el aumento del consumo y engorde del mercado interno y no por la baja de salario o el aumento de las horas trabajadas. Esta etapa quedó atrás y hay nuevos ganadores de la apertura y flexibilización del mercado de las importaciones y exportaciones, de la política que ve en la devaluación -y la baja del salario- al camino para mejorar la competitividad. El claro vencedor es el Capital concentrado. ¿El derrotado? El trabajador y su salario, con las conocidas consecuencias para las PyMEs y el mercado interno. Consecuencias que ya se están haciendo sentir tanto en el consumo como en el empleo.

00 macri

Poca Soberanía Política y Dependencia Financiera

Ahora el período económico se define como Estanflacionario: la economía no crece pero los precios sí. Nada peor para el trabajador que depende de su salario. Las similitudes con el plan económico que llevaron adelante Carlos Menem-Domingo Cavallo-Fernando de la Rua son lamentablemente muchas, y sus resultados, serán similares.

En los años 90 del siglo pasado, aún en los períodos en los cuales se registró cierto crecimiento económico, tuvo como motor al sector financiero y una burbuja especulativa que atraía capital de corto plazo, permitiendo la fuga de capitales locales. Así, una brecha  entre las tasas de interés local e internacional dieron liquidez al mercado, ganancias extra para los capitales financieros de paso fugaz y no productivo, y crédito barato para la población como única limosna.

Pero quienes más se endeudaron en aquel entonces no fueron las PyMEs,  mayores productoras de mano de obra local, sino las familias argentinas que cada vez tenían menos y menores ingresos. El triunfo del capital financiero sobre el productivo durante el Menemato primero y el Gobierno de la Alianza después  tuvo como resultado una creciente conflictividad social que en aquel entonces era producto de una gran cantidad de mano de obra desocupada, sub ocupada y una deflación del salario (baja del salario).  Acompañada por una atomicidad y aislamiento de la protesta y el conflicto social y de las centrales sindicales.

Esta fragmentación social allanó el camino para la aplicación del plan económico liberal donde la disputa era entonces por mantener o generar puestos de trabajo, y no la recomposición o la mejora salarial. Cualquier semejanza con la realidad actual, claramente, no es mera coincidencia. Con la diferencia que esta vez  tempranamente los gremios decidieron unir fuerzas para hacer oír sus reclamos.

Domingo Cavallo y Fernando de la Rúa

DYN003.JPG

Combatiendo al trabajador

La diputada nacional por el Frente Para la Victoria, Cristina Álvarez Rodriguez, afirmó que “a 100 días, uno siente que Macri está jugando al Jenga con la economía: sube las tarifas, quita los subsidios, elimina las retenciones, abre las exportaciones, no cuida el trabajo argentino”. Hoy, la incapacidad del Gobierno, para atender las nuevas demandas (generadas por sus medidas) responde a la visión ideológica ultra liberal, y beneficia a un capital nacional no productivo, concentrado,  al sistema financiero internacional y a los buitres que sobrevolaron el país los últimos años.

Estos sectores acumularon capital y mucho (como se ve en los listados de beneficiados por la compra de dólar a futuro, gracias a una devaluación que el Gobierno de Mauricio Macri llevo a cabo, a pesar de que había dicho que no lo haría cuando estaba en campaña).

Los actuales ganadores no podrán en el futuro legitimar su acumulación de capital sino es por la fuerza, y la criminalización de la protesta.  Por eso dieron ese primer paso, desde Jujuy, al generar la primera presa política del Pro, la militante social Milagro Sala. El viernes próximo, tarde pero seguro, las centrales sindicales, todas, darán una pronta y unificada respuesta a sus trabajadores y desocupados: el Movimiento Obrero unido en la calle reclamará por sus derechos y conquistas, y contra el avance de un ajuste que a todas vistas pagan los trabajadores. Recordando que el trabajo no es una bendición -como dijo el actual presidente- sino un derecho.

ate cta

paro y bombo

Defienden el Capital, combatiéndolo

El gran logro de la Campaña del Pro fue lograr presentar al interés particular de una minoría como el interés general, del pueblo y la nación. El triunfo electoral de la Alianza PRO-Cambiemos tiene mucho para agradecer al cerco mediático, al desgaste del anterior Gobierno y al acompañamiento de algunas centrales sindicales que hoy ya los enfrentan.

Desde el poder no pueden seguir con el cuento de que El Campo y Paul Singer tienen los mismos intereses que el conjunto de la sociedad. Y mucho menos sostener el verso de que los trabajadores deben pagar los costos de las decisiones políticas y económicas de un Gobierno, que cada vez tiene menos alegría y acumula más descontento. Un descontento que logró unir en la calle nada más ni nada menos que a las seis centrales sindicales para defender lo conseguido.

Los trabajadores en la calle que están defendiendo los puestos de trabajo y el nivel del salario, están defendiendo el mercado interno y a las PyMEs por carácter transitivo. Intervienen en la lucha entre el Capital Financiero y el Productivo en favor de este último. Saben, como ya lo enunció alguna vez Juan Domingo Perón que “No somos de manera alguna enemigos del capital, y se verá en el futuro que hemos sido sus verdaderos defensores”. Porque defender el capital productivo  es también combatir el financiero, y sobre todo es defender el trabajo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s