LA REFORMA LABORAL NO ES SÓLO BRASILERA

(Por Carlos Tomada*/ Foto de Portada: Fotos Sur) Hace pocos días se aprobó en Brasil una reforma laboral que podría acabar con lo que comúnmente conocemos como los derechos de los trabajadores. Con el apoyo explícito de los sectores dominantes en el campo de la economía y del periodismo, los poderes fácticos avanzan sin importar, siquiera, el valor humano. La región está atravesando momentos muy difíciles y la flexibilización laboral ha sido siempre el objetivo de la derecha cuando tiene el poder político de un país. Brasil podría ser el puntapié inicial para la aprobación de leyes similares en países vecinos, por caso la Argentina, donde los escribas, juristas y funcionarios ya están preparando el terreno simbólico. Estas elecciones legislativas son vitales para que reformas de este tipo no se concreten en nuestro país.


Lo primero que se puede observar en Brasil, como parte lo que está pasando en la región, es el hecho de que un Presidente con 5% de aprobación haya impulsado una reforma laboral con semejante profundidad devastadora, ley aprobada y que prontamente estará en vigencia. Lo cierto es que hay una decisión política de los que mandan, no de Temer, él no podría sostenerse ni un minuto en Brasil si los grandes poderes concentraos y la justicia no estuvieran sosteniéndolo (a ellos se suma la embajada de Estado Unidos que es un elemento decisivo). Y lo están haciendo a cualquier costo. Algo similar podemos reflexionar sobre Argentina y otros países de la región.

Con ese respaldo, ya que no tiene el apoyo popular, y con un Parlamento absolutamente sometido a las decisiones de quienes mandan en Brasil, finalmente han aprobado una reforma que, si bien en una primer lectura tiene consecuencia en las jornadas de trabajo, en las licencias, en salud y en la educación del ámbito laboral, es vergonzoso que se haya aprobado algo que es propio del SXIX. En Brasil en el SXIX había esclavos, a ese Brasil prácticamente remiten algunas normas.

Pero hay algo peor, que es el corazón de la reforma y es importante destacarlo: si esta reforma se aplica completa, y con pleno con el respaldo de los poderes fácticos de Brasil, en el PBI más alto de Sudamérica va a desaparecer el derecho al trabajo y van a quedar debilitados los sindicatos. En definitiva: va a concluir la etapa de trabajadores en relación de dependencia, todos van a ser trabajadores autónomos porque se permitirá que un grupo de trabajadores, no un sindicato o cuerpo de delegados, se junte adentro de un establecimiento y negocie con el empleador las condiciones de salario y trabajo que pueden estar por debajo de lo que establece la ley. Si pueden pactar por debajo de ley ¿para que se precisa el derecho?

Si esta reforma laboral se aplicara en la Argentina desaparecería el derecho del trabajo, desaparecerían los sindicatos y se terminarían los trabajadores en relación de dependencia. Esa es la profundidad que tiene esta reforma de Brasil y el daño que podría producir en Argentina.

2DSC_0576-030

Cuando apareció esta reforma en Brasil, los sectores dominantes en Argentina (las editoriales de periódicos y programas de radio o Tv, las opiniones de muchos juristas y profesores de derecho y muchos funcionarios del actual Gobierno), alabaron esta reforma asegurando de que “ha llegado la hora de que en Argentina haya una reforma laboral”. Pero ahora, ante la ola de críticas dicen que así no a va ser… pero no niegan que haya una reforma laboral. Lo han dicho todos. Lo van a hacer y nuestros antecesores lo hicieron. Si uno lee las declaraciones del Presidente Macri desde que asumió hasta la fecha, acompañado por los medios hegemónicos, uno se da cuenta que lo que proponen y de lo que tienen en la cabeza, que en definitiva es hacer en la Argentina una reforma laboral como en la de Brasil.

En la Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) están los países más poderos de la tierra, es una cuna de los poderes neoliberales, y le acaban de presentar a nuestro país un documento donde dice que debe flexibilizar, traducido es que tenemos que hacer la reforma de Brasil, y no sólo Argentina, también Uruguay y Chile… esta es una ofensiva que se va a desplegar en toda América Latina con el horizonte de que en Europa ya comenzaron.

Lo que tenemos que hacer es caracterizar bien la etapa y no equivocarnos. Recordemos que en el año 95 la población votó por un Presidente que llevó a la desocupación al 16 %. La tarea y el compromiso que tenemos que tener es poder alertar e informar para que se sepa a donde va esto.

_MG_9207.jpg

Este Gobierno ha venido a modificar la relación de fuerzas de nuestro país. El Gobierno ha venido a hacer posible que la participación del salario disminuya para aumentar las ganancias de los empleadores. Ha venido a poner el capital por sobre el trabajo; ha venido a desequilibrar a los trabajadores a favor de los empleadores. Están dispuestos a todo. No es solo la reforma laboral barsilera aquí. En el caso Pepsico se visualiza el conflicto que ellos quieren atender en Argentina. Saben que para modificar esa relación de fuerzas tienen que debilitar el sindicalismo y lo van a hacer cooptándolo, fragmentándolo o reprimiéndolo.

Los empleadores hoy están empoderados, tienen un Gobierno que es propio y que hará lo que ellos le pidan. Pepsico no hubiese hecho lo que hizo si no tenía las garantías del Gobierno. Por eso Pepsico es tan emblemático. Vienen por todo, vienen a bajar el salario en Argentina, ese es el objetivo.

RAS_3261ed

En este marco, estas elecciones tienen una importancia muy grande. Hay que ponerle un freno al Gobierno. Debemos recuperar el sentido que tienen las elecciones legislativas, si no nos pasamos discutiendo el futuro o el pasado mientras que la realidad actual nos pasa por encima. Pero el pueblo se está expresando en la calle y en los pocos medios de prensa que tenemos y en ese sentido la expectativas son positivas. Unidad Ciudadana está recogiendo ese clima que se ve en las fábricas, en las escuelas o simplemente en las calles. Esto pasa porque los afectados son cada vez más, y no son solamente los sectores más vulnerables, sino los vulnerados por cada una de las políticas implementada por este Gobierno durante el 2016 y 2017, lo que es muy distinto. Esto requiere una respuesta en todo el país, y en la Provincia de Buenos Aires la respuesta es Cristina con un gran compañero como es Jorge Taiana. Ambos están teniendo un gran reconocimiento dentro de las expectativas; a pesar de todos los apesares que se volcaron sobre Cristina y su gobierno hay un reconocimiento popular.

Hay que decir basta. Así no vamos bien y con reformas laborales como la de Brasil, que aquí ya está en carpeta, podemos estar peor.

* Ministro de Trabajo de la Nación 2003-2015

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s