CIFRAS OFICIALES

Días atrás, el Jefe de Gabinete de Ministros Marcos Peña, continuó la línea trazada por el propio Presidente Mauricio Macri en relación a objetivos y resultados de sus políticas económicas. El presente trabajo es un repaso de tales menciones, considerando los números que arrojan las cifras oficiales de INDEC y Ministerio de Trabajo -con sustento en AFIP-. Se comparará el “relato” oficial con los números reales resultantes de las políticas públicas aplicadas por el actual Gobierno.

Por CEPA (Centro de Economía Política Argentina)


Todas nuestras acciones de gobierno tienen como

foco generar más puestos de trabajo

y hacer crecer a los argentinos.”

Marcos Peña, 07/03/017

INVERSIÓN

Marcos Peña: “Con las inversiones, con el campo en marcha, con la obra pública y privada que va a ser récord, con las importaciones y… exportaciones estratégicas para hacer crecer la industria y sobre todo, de la mano de las Pymes, estamos poniendo a la Argentina de pie”

Gráfico 1: Participación de la Formación Bruta de Capital Fijo en el PBI, 2004-2016, promedio trim. I, II y III

grafico1
Fuente: elaboración CEPA en base a INDEC – Agregados Macroeconómicos

Como se observa en el Gráfico 1 precedente, en los primeros tres trimestres de 2016 la formación bruta de capital fijo (compuesta por inversión en Construcción, Maquinaria y Equipo y Equipos de Transporte) significó el 15,1% del PBI, cuando en 2015 la incidencia había sido de 16%. Si la comparación se efectúa con el promedio de 2004-2015 donde la formación bruta de capital fijo ascendió al 17% de PBI, la caída en 2016 es de 1,9 puntos porcentuales, o del 12,3%.

pena_12EMPLEO

Marcos Peña: Hace 15 meses encaramos el desafío de generar empleo genuino y de calidad para todo el país y en esa dirección estamos avanzando”

grafico 2

La primera conclusión que surge -sólo de observar el cuadro anterior, que Marcos Peña tuitea-, es que en 2016 no se produce un ostensible aumento en la cantidad de trabajadores como sí se observa en años previos (2013 versus 2012, 2014 versus 2013 y 2015 versus 2014). En el gráfico queda evidenciado que la cantidad de trabajadores de 2015 y 2016 es prácticamente similar.

Adicionalmente, la brutal caída de empleo en 2016 se visualiza con mayor claridad observando el empleo privado. En efecto, si realizamos el mismo gráfico, pero tomando solamente al empleo privado (la base oficial de SIPA, compuesta por declaraciones de empleadores ante AFIP, la misma que cita Peña) la abrupta caída de 2016 respecto de 2015 es contundente. En el siguiente gráfico se observa que sigue un crecimiento sucesivo de la cantidad de trabajadores registrados del sector privado año a año (con la excepción del primer semestre de 2014, caracterizado por destrucción de empleo post-devaluación), y en 2016 – en cambio – una evidente expulsión de trabajadores a partir de marzo.

Gráfico 2: Evolución del número total de trabajadores registrados en el sector privado. Período 2012-2016.

grafico2
Fuente: elaboración CEPA en base a situación y evolución del trabajo asalariado en el sector privado – SIPA

Sumado a ello, como se percibe en el gráfico 3 a continuación, la caída de la cantidad de trabajadores en la industria ha sido constante en 2016 (según la fuente oficial del SIPA, nuevamente). El gráfico además muestra la evolución del indicador para la industria de la EIL – Encuesta de Indicadores Laborales – que tiene la misma inclinación pero que además incluye el mes de enero de 2017, que sostiene la caída del sector.

Gráfico 3: Cantidad de trabajadores de la industria, período noviembre 2015 – diciembre 2016 y evolución de la EIL, período  noviembre 2015 –  enero 2017

grafico3
Fuente: elaboración CEPA en base a MTEySS (EIL: datos porcentuales – SIPA: datos absolutos)

El Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) computa 52.155 trabajadores menos en el sector industrial entre noviembre de 2015 y diciembre de 2016.

Ahora bien, ¿Por qué no es tan brutal la caída en el gráfico de Peña, que muestra empleo total? Porque las pérdidas de empleo privado están compensadas por incorporación de trabajadores en empleo público, amas de casa y fundamentalmente monotributistas, como se observa a continuación.

Empleo público

Gráfico 4: Cantidad de empleo público, períodos 2014-2015-2016

grafico 4
Fuente: elaboración CEPA en base a MTEySS

El Gráfico 4 precedente muestra un aumento de trabajadores en el sector público en 2016, aunque por debajo de la variación de 2015. En términos absolutos implica 28.411 trabajadores adicionales (de 3.092.710 a 3.121.121), de enero a diciembre.

Es relevante mencionar que no se percibe en el gráfico anterior (y resulta llamativo) la caída de empleo público impulsada entre diciembre 2015 y abril 2016. Un informe previo, del propio MTEySS, denominado “Seguimiento del Empleo público nacional, provincial y municipal” con información a junio de 2016, da cuenta de una caída de 3.459.000 trabajadores a 3.390.000, es decir, casi 70.000 trabajadores menos, que luego se compensan con nuevas contrataciones para junio de 2016.

Amas de casa

Gráfico 5: Cantidad de Amas de Casa, períodos 2014-2015-2016

grafico5
Fuente: elaboración CEPA en base a MTEySS

En lo que se refiere a amas de casa, explican 15.368 trabajadores adicionales respecto de 2015 (de 446.122 a 461.490). Como se percibe en el Gráfico 5 precedente el aumento es significativo en 2016.

Monotributistas

Gráfico 6: Cantidad de monotributistas, períodos 2014-2015-2016

grafico6
Fuente: elaboración CEPA en base a MTEySS

Finalmente, como se observa en el Gráfico 6, es curioso el incremento de monotributistas en el segundo semestre de 2016, con un dinamismo muy superior al de años anteriores. Ello explica un aumento 80.514 trabajadores adicionales respecto de 2015. La explicación del gobierno es que los monotributistas se asocian a la extensión de la AUH para monotributistas. Si ello es así, no se trata de nuevos trabajadores sino sencillamente del cumplimiento de los requisitos.

Por otro lado, y retomando la renovada afirmación de Macri “En los últimos 5 años no se generó empleo” en la apertura de sesiones del 1 de marzo, se observa en el Cuadro 1 que entre noviembre de 2010 y noviembre de 2015 el empleo privado registrado aumentó en 441.240 casos, es decir, un 7,58%. Si se calcula la variación anual acumulativa esta alcanza el 1,47%.

Cuadro 1: Cantidad de trabajadores. Período 2010-2015

Período Cantidad de trabajadores
nov-10 5.822.308
nov-15 6.263.548
Diferencia 441.240
Variación vis à vis 7,58%
Variación anual acumulativa 1,47%

Fuente: elaboración CEPA en base a SIPA-MTEySS

timbreo-1920-6

IMPORTACIONES

Marcos Peña: “No hay una apertura indiscriminada, sino estratégica: el 80% de los bienes que ingresan son bienes indispensables para la producción. De hecho, en 2016 las importaciones fueron 7% menores que en 2015 y 25% más bajas que en el pico de mayor importación que fue el año 2011”

En lo referido a importaciones se observa que, tanto los bienes intermedios necesarios para la producción industrial como los bienes de consumo, mantienen una evolución similar hasta 2015. En cambio, se constata un cambio de comportamiento en 2016, donde la importación de bienes intermedios cae abruptamente (por el retroceso en el proceso industrial, con caída de la producción a lo largo del año). Como contraparte, los bienes de consumo despuntan, cambiando la tendencia previa (Gráfico 7).

En síntesis, si se considera que el consumo se retrajo durante 13 meses consecutivos y si se tiene en cuenta que parte de ese consumo (retraído) se dirigió a productos importados, el impacto sobre la producción nacional es doblemente nocivo.

Gráfico 7: Evolución de las importaciones de bienes de consumo y de bienes intermedios, en millones de dólares (anual)

grafico7
Fuente: elaboración CEPA en base a SIPA-MTEySS

Este proceso es posible compararlo (aún de manera incipiente) con lo ocurrido en los primeros años de apertura de la década de los 90. Como se observa en el cuadro siguiente, en 1989 los bienes intermedios representaban el 51% de las importaciones y retrocedieron al 32% en 1992 (-37% de caída entre puntas, en tres años). En el caso de los bienes de consumo, el aumento fue de 5% a 22% sobre importaciones, un incremento del 340% en tres años.

Si miramos el primer año de Mauricio Macri, vemos en el Cuadro 2 que la tendencia parece similar: una caída de 7% en la participación de los bienes intermedios en la importación total, y un avance de 10% en bienes de consumo. Cabe indicar, no obstante, que el punto de partida de 2016 es similar al que arrojaba los primeros años de los 90, con lo cual se trataría de una profundización de la apertura en materia de consumo y asimismo de una profundización de la destrucción industrial -proceso que se había frenado en la etapa previa-.

Cuadro 2: Participación de las importaciones en el total

Apertura y Participación de las importaciones
Bienes intermedios Bienes de consumo
1989 51% 5%
1992 32% 22%
-37% 340%
2015 30% 20%
2016 28% 22%
-7% 10%

Fuente: elaboración CEPA en base a ICA-INDEC

Un dato adicional es la apertura en tres ramas de la industria que están siendo forzadas a una reconversión productiva. Si tomamos tres rubros de la industria, donde el empleo ha sido mayormente afectado, vemos que la importación (en volumen, precio por cantidad) aumentó considerablemente en los 12 meses de 2016: 29,3% en Calzado, 19% en Textiles y 18,6% en Muebles (Cuadro 3). El gobierno (el área de Transformación Productiva) considera que estas tres actividades, más Electrónica, son “sensibles” y “sobran” unos 360.000 trabajadores que deben ubicarse en otra actividad competitiva a nivel internacional.

Cuadro 3: Variación importaciones 2016 – 2015

Sector

Variación

Calzado 29,30%
Textiles 19%
Muebles 18,60%

Fuente: elaboración CEPA en base a cálculos del CCI basados en estadísticas de Instituto Nacional de Estadística y Censos desde enero de 2007.

Cabe agregar un dato relevante sobre la importación a lo largo de 2016. Se importó a un menor precio, lo que significa que se importó una mayor cantidad. Por ejemplo, según la Cámara Industrial Argentina de Indumentaria (CIAI), en enero 2017 el aumento de importaciones textiles (en volumen total) fue de 21,2% pero a un menor precio (U$S 21 dólares el kg versus U$S 27 en promedio para 2016). En efecto, el enorme incremento de la importación de observa al constatar las cantidades de indumentaria que ingresó al país: en toneladas el incremento en enero 2017 fue de 71% (consultar en este link: http://www.ciaindumentaria.com.ar/camara/informe-sobre-importaciones-de-prendas-de-vestir-enero-2017/).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s