MEDIA SANCIÓN QUE TIRÓ 12 AÑOS POR LA BORDA

Los buitres seguían revoloteando sobre el Congreso Nacional esta mañana, antes de que se aprobara la derogación de las leyes Cerrojo y de Pago Soberano con 165 votos a favor y 86 en contra en la votación en general. El cambio que impuso la alianza gobernante representa un giro de 180 grados en los crecientes grados de soberanía que se venían conquistando desde 2003, y había cosechado importantes apoyos a nivel internacional, en el seno de la ONU.

Por Vanina Pasik

Los diarios ya se habían impreso, y daban por descontada la “Derrota K en Diputados”, en Clarín, o que “el Gobierno se encaminaba hacia su primer logro legislativo”, como titula La Nación. Estos títulos acompañan la justificación del endeudamiento externo, cómo única posibilidad para hacer la obra pública que la Argentina necesita. Faltan los debates de fondo sobre la deuda que acosará al país durante más de 30 años, y que es la puerta de una nueva bicicleta financiera.

El diputado santafesino del PRO, Luciano Laspina fue el encargado de leer cada uno de los artículos,  a los que se iban incorporando modificaciones. Era una puesta en escena republicana. Puede verse en la dinámica que el partido gobernante ha hecho acuerdos con todos los sectores. El FpV ni siquiera logró sostener los 84 votos negativos del bloque: los gobernadores presionados por la caja oficial ordenaron a sus legisladores. El oficialismo obtuvo el quórum con 147 diputados, y difundía que se aprobaría el acuerdo con 150 legisladores. Los del Frente Renovador, los Justicialistas y Margarita Stolbizer votaron a favor, negociando modificaciones en algunos artículos. La sesión se levantó poco antes de las 9.30 AM.

IMG_1175

Es un desastre disimulado de urgencia”, explicó el diputado Axel Kicillof. Es pagar caro, en las condiciones más serviles, al contado, tomando más deuda, y con el objetivo de acceder al crédito internacional. Es volver a pedir plata prestada a cambio de que se inmiscuyan en las cuentas internas, que vuelvan a decirnos con el dedito en alto que la salud y la educación son un gasto, y no una inversión pública. Además esta decisión condicionará la posición argentina en los ámbitos internacionales, y deberá responder a las estrategias diseñadas por el gigante del norte.

Digamos la verdad al pueblo argentino: Macri no gobierna el país, gobiernan los grupos económicos mundiales. Bajemos la bandera, Presidente, subamos la yanqui y sinceremos las cosas”, propuso esta madrugada el diputado Leonardo Grosso.

El ciclo pasado

Néstor Kirchner en 2004 explicaba el viraje opuesto en la política internacional: “Queremos convivir integrados a un mundo, pero también es hora de que ese mundo les ponga freno a los fondos buitres y a los bancos insaciables que quieren seguir lucrando con una Argentina que está quebrada y doliente y necesita la mano solidaria del mundo para resurgir”.

nestor 2004

Estaba más cerca la crisis de 2001, la memoria más fresca sobre el saqueo que había significado seguir las recetas del Fondo Monetario Internacional. “Yo no endeudé a la Argentina, ni ustedes endeudaron a la Argentina. Los que endeudaron a la Argentina, son los que siguen diciendo que tenemos que firmar cualquier acuerdo. Queridos amigos, nuestra posición es razonada, seria, que no nos coloquen como en la década pasada en la situación de que hacemos esto o se viene el caos. Por eso, que no nos vuelvan a meter miedo. Argentinos y argentinas: con absoluta tranquilidad, les pido que estemos con los ojos bien abiertos. Yo les voy a ir contando todo, no voy a decir una cosa y firmar otra”, seguía ese mismo discurso aquel presidente, en San Nicolás.

La política de desendeudamiento fue una línea que avanzó en los 12 años del ciclo. Incluso fronteras afuera. En junio del año pasado, durante la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Comercio y el Desarrollo (Unctad) había cosechado el apoyo de 80 países. La Unctad señaló que obligar a la Argentina a pagar la deuda y los intereses reclamados por fondos buitre “amenaza con tener profundas consecuencias para todo el sistema financiero internacional”.

IMG_1060

Hasta el Consejo de Relaciones Exteriores, la organización privada más influyente en la política exterior de Estados Unidos, cuestionó a la Corte de Estados Unidos por no tomar el caso de Argentina y a los fondos buitre al decir que la actitud equivale a un “peligroso fundamentalismo”. Advirtió: “Esta decisión hará que los países que se quieran liberar del peso del sobreendeudamiento no puedan hacerlo”.

El ministro de Exteriores ruso, Serguei Lavrov, dijo que su país “está a favor de la Argentina en su proceso de crecimiento”. Y el editor del Financial Times, Martin Wolf, advirtió que “si Argentina es obligada a pagar a los holdouts en su totalidad, el precio será cargado por los argentinos”, y que esto representa  “una extorsión respaldada por el poder judicial de Estados Unidos”. El artículo fue titulado: “Defender a Argentina de los buitres”.

Es fácil hacer lo que los poderosos mandan. Lo difícil era lo otro. Ahora, el proyecto pasará al Senado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s