CATALANO: UNIDAD Y RECAMBIO GENERACIONAL

el

Que las cinco centrales estén juntas en la calle es lo más importante que nos está pasando en el año”, define Daniel Catalano, secretario general de ATE Capital que a contrapelo dela historia, con un discurso nacional y popular, ganó el año pasado la conducción de la seccional.

Por Vanina Pasik

En los últimos meses los trabajadores del Estado salieron repetidas veces a la calle, al ministerio de modernización, y pueden verse las banderas que nuclean a los grupos por lugar de trabajo. El Tano Catalano enumera tres motivos por los que la movilización del viernes 29, a las 15 en Paseo Colón e Independencia, con las tres CGT, las dos CTA y la CTEP, es lo más importante que pasó hasta ahora: “Por el volumen político que se le va a dar, por el nivel de participación masiva que va a haber, y por lo que se está reclamando: que el impuesto a las Ganancias tienda a desaparecer, pero lo más importante es que se pueda frenar a los despidos, que se restituyan las fuentes de trabajo a la totalidad de trabajadores públicos y privados. Es una apuesta muy grande de las centrales obreras y creo que los laburantes van a estar en la calle tratando de generar ese ámbito político que les posibilite por lo menos una situación de respiro por dos años”.

Por primera vez, en el Monumento al Trabajo se reunirán sindicatos que estuvieron engolosinados con las disputas entre fracciones.  La CGT Azopardo de Hugo Moyano, la CGT Alsina de Antonio Caló, la Azul y Blanca de Luis Barrionuevo, la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky y la CTA Autónoma de Pablo Micheli pulen por estas horas los detalles de la movilización, que tendrá como consignas centrales el freno a los despidos y a la inflación, la eliminación del impuesto a las Ganancias, y la actualización y universalización de las jubilaciones. Además, la semana pasada se avanzó en una ley anti despidos, a la que adhirieron todos los bloques exceptuando la coalición gobernante. El Frente Renovador cuenta en su bancada con los diputados Omar Plaini y Facundo Moyano, que condicionan la postura de Sergio Massa.

la CGT

-¿Te parece que se avanza en un camino de un modelo sindical con más unidad, con más fuerza?

-Yo creo que no están preparadas las estructuras para abandonar el egoísmo que tienen y el nivel de armado histórico. Yo creo que no están las condiciones como para abandonar esa mezquindad política y generar una herramienta que nos sirva a todos. Creo que se va a profundizar un poco más el tema de la división. Pero hay que tratar de por lo menos concentrar volumen político donde se pueda hacer y después se irá viendo. Lo importante es que las bases puedan tener más participación, y que se pueda generar el recambio generacional.

Eso también es importante. Los dirigentes que están a cargo de las Centrales obreras son todos tipos muy grandes, los que los secundan también, entonces lo que hay que tratar de hacer es que nuestros compañeros se animen a participar, darle mayor dinamismo a los gremio, y que las bases empiecen a cuestionar a ese sindicalismo envejecido que está muy enviciado.

-Ustedes ganaron justo cuando el kirchnerismo ya estaba en un declive, ¿qué lectura hacen?

-Pensamos que ATE Capital fue una situación muy interesantes porque fue el florecer de la participación del kirchnerismo. O sea,  fue una lista que se presentó con la impronta del kirchnerismo, y que pudo dar la batalla con la burocracia sindical, los trabadores lo tomaron así y acompañaron esa decisión, y creo que no hubo conciencia de la magnitud de lo que estaba sucediendo, pero que habría que prestarle atención porque eso refiere que hay una base que está en condiciones de afrontar este recambio que entendemos como necesario, tanto en lo público como en lo privado.

ATE Capital

-Está instalada le idea de que los despidos en el Estado son culpa de la precarización que persistió durante el ciclo kirchnerista.

-Eso es parte del discurso que tiene el Gobierno de Macri para justificar lo que está haciendo. La precariedad laboral es un problema real, lo que no significa que el gobierno esté obligado a echarte porque tenés un trabajo precario. Todo lo contrario. El gobierno podría generar instancias donde vos que sos un trabajador precario tengas un contrato de laburo digno, o que entres como planta permanente y tengas estabilidad laboral. Lo que e hizo fue encontrar una escusa para destruir el Estado, para destruir el empleo y para poder avanzar sobre nuestros derechos.

Es cierto que podríamos haber generado mejores condiciones para los laburantes. Y si. Es cierto que no nos dieron los tiempos para hacer todo. Tuviste un Estado que creció, que frenó el avance del neoliberalismo, que se peleó con los grupos concentrados de poder, y que todo no se puede. Pero también lo que era lógico era que en 12 años de gobierno no hubo un solo despido, ni en el Estado ni en el sector privado. Eso también habla: cuando vos tenés una política de inclusión, cuando no estás persiguiendo a laburantes ni estás siendo funcional a los grupos hegemónicos. Entonces, los compañeros que piensan así están equivocados.

-Decías de que la unidad será posible si crecen las bases y se va hacia un recambio, ¿cómo ves el proceso de organización de los trabajadores de la economía popular? Hay un cálculo que indica que por cada empleo formal que se pierde hay cuatro trabajadores de la economía popular que se quedan sin su changa.

–  Sí. Pero yo no creo que haya un marco de unidad. Yo creo que la unidad se va a dar cuando hay una crisis en la calle. Previo a eso va a ser medio complicado. Hay que ir construyendo ese escenario, y no hay que dejar que el tiempo pase. Cada hora que pasa tenemos nuevos despedidos. Lo que hay que evaluar es si nosotros estamos en condiciones de tomarnos cuatro años, para después levantar los caídos y ver a cuántos nos mataron, o salir ahora a la calle, generar una situación de crisis y cambio del modelo económico. Porque no tiene que cambiar el gobierno, tiene que cambiar el modelo económico. En estas condiciones Macri no puede seguir en el gobierno, y nosotros deberíamos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para tener la menor cantidad de compañeros en situación de calle o sin laburo.

La economía popular es algo que a nosotros nos debería estar prepocupando mucho más, porque además vos fijate que lo primero que atacó el gobierno fue a la gente que labura en la calle. Los primeros despedidos fueron los manteros de Liniers, de Once, lo de la calle Avellaneda. Yo no sé dónde están, pero no están laburando en ningún lugar. Y eso engrosa mucho más la desocupación. Vos estás pensando en 140 mil despidos entre l sector público y el privado, ahora, los que están en la economía popular son mucho más que eso y no sabemos dónde están ahora.

paro y bombo

-Y reivindicar que son laburantes.

-Claro que son trabajadores. Lo que hay que pensar es cómo construir desde ahí. Es muy difícil poder pensar eso. Además el laburante de la economía popular fue atacado de una forma muy similar a los estatales. Se lo estigmatiza: son todos parte de una mafia, perjudican a la economía formal… y armaron toda una situación social para que la gente cuando vea que le están pegando a un mantero se ponga contento porque va a caminar y no va a ver a un mantero laburando.

-Aumenta el conflicto, aumenta la represión, y hay que prepararse para ese escenario.

-El escenario está dado. Lo que falta es que salgamos nosotros a la calle. El colectivo está dispuesto a salir.

2 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s