Cambiar tubos fluorescentes por led: la mejor opción de iluminación.

Cambiar tubos fluorescentes por LED: la mejor opción de iluminación

La iluminación es un aspecto fundamental en cualquier espacio, ya sea en el hogar, la oficina o cualquier otro lugar. Los tubos fluorescentes han sido durante mucho tiempo la opción más común y económica, pero los avances en tecnología han llevado a la aparición de una alternativa mucho más eficiente y duradera: los tubos LED.

Los tubos LED ofrecen numerosas ventajas en comparación con los fluorescentes. En primer lugar, consumen hasta un 80% menos de energía, lo que se traduce en un ahorro significativo en la factura de electricidad. Además, su vida útil es mucho más larga, llegando a alcanzar las 50.000 horas de funcionamiento, frente a las 10.000 horas de los fluorescentes.

Pero el ahorro no es la única ventaja de los tubos LED. También ofrecen una luz más brillante y de mejor calidad, sin parpadeos ni zumbidos molestos. Además, son mucho más resistentes a los golpes y vibraciones, lo que los hace ideales para lugares con condiciones adversas.

En este artículo, te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el cambio de tubos fluorescentes por LED. Te explicaremos cómo hacerlo paso a paso, los beneficios que obtendrás y te daremos consejos para elegir los mejores tubos LED del mercado. No te lo pierdas y descubre por qué cambiar a LED es la mejor opción de iluminación.

¿Cómo se sustituye un tubo fluorescente por un LED?

Para sustituir un tubo fluorescente por un LED, es importante seguir algunos pasos y precauciones. Primero, debes apagar el equipo y asegurarte de que la corriente esté cerrada para evitar cualquier riesgo eléctrico. Luego, retira el tubo fluorescente anulando el cebador y la reactancia. Esto se hace conectando directamente el cable de fase a un extremo del portalámparas y el neutro al otro extremo del tubo LED. Es importante destacar que el tubo LED no requiere de estos componentes adicionales para funcionar correctamente.

Una vez que hayas conectado correctamente el tubo LED, puedes encenderlo y comprobar su funcionamiento. Es posible que notes una diferencia inmediata en la calidad de la luz, ya que los tubos LED suelen ofrecer una iluminación más brillante y eficiente que los tubos fluorescentes tradicionales. Además, los tubos LED tienen una vida útil mucho más larga y consumen menos energía, lo que los convierte en una opción más económica y sostenible a largo plazo.

¿Qué es un cebador LED?

¿Qué es un cebador LED?

Un cebador LED es un dispositivo utilizado para el funcionamiento adecuado de los tubos de luz LED. Este componente es esencial cuando se realiza la transición de una instalación de fluorescentes a tubos de LED. El cebador LED cumple la función de puente entre la electricidad y los tubos, permitiendo el encendido correcto de los mismos.

El cebador LED se utiliza para aumentar la temperatura del gas en el encendido, lo que provoca la chispa en el interior del tubo. Esta chispa es necesaria para activar los electrones y lograr que el tubo se encienda de un extremo a otro. Sin el cebador, los tubos de LED no podrían funcionar de manera adecuada.

En comparación con los cebadores tradicionales utilizados en las instalaciones de fluorescentes, los cebadores LED son más eficientes y tienen una vida útil más larga. Además, al utilizar tubos de LED en lugar de fluorescentes, se obtienen beneficios como un mayor ahorro energético y una mejor calidad de luz. Los cebadores LED son compatibles con diferentes tipos de tubos de LED y se pueden encontrar en diferentes modelos y tamaños según las necesidades de la instalación.

¿Cuánto alumbra un tubo LED?

¿Cuánto alumbra un tubo LED?

Los tubos LED son una alternativa eficiente y duradera a los tradicionales tubos fluorescentes. La cantidad de luz que emite un tubo LED se mide en lúmenes, y puede variar dependiendo del modelo y la potencia del tubo. En general, un tubo LED de 18W puede llegar a emitir alrededor de 1800 lúmenes, mientras que un tubo de 36W puede alcanzar los 3600 lúmenes. Esto significa que los tubos LED pueden proporcionar una iluminación brillante y uniforme en diferentes espacios, ya sea en oficinas, tiendas o incluso en el hogar.

Es importante tener en cuenta que los tubos LED emiten la luz en un ángulo sólido bastante reducido, típicamente de 120º a 240º. Esto significa que la luz se distribuye de manera más concentrada en comparación con los tubos fluorescentes, que tienen un ángulo de emisión de 360º. Sin embargo, en la mayoría de los casos, los tubos LED no requieren de un reflector adicional para proyectar su emisión lumínica en una dirección deseada. Esto se debe a que los tubos LED están diseñados con tecnología avanzada que permite una distribución uniforme de la luz, eliminando prácticamente cualquier pérdida de luminosidad. En resumen, los tubos LED ofrecen una iluminación eficiente y de calidad, con la ventaja de ser más duraderos y respetuosos con el medio ambiente en comparación con los tubos fluorescentes convencionales.

¿Cómo se conecta un tubo LED T8?

¿Cómo se conecta un tubo LED T8?

Para conectar un tubo LED T8, primero debes asegurarte de tener el tubo LED correcto que sea compatible con el sistema de iluminación existente. Los tubos LED T8 son una alternativa más eficiente y duradera a los tubos fluorescentes tradicionales.

El proceso de conexión es relativamente sencillo. En primer lugar, debes identificar el cable de fase, que suele ser de color marrón, negro o gris. Conecta este cable a uno de los pines metálicos en uno de los extremos del portatubos. A continuación, conecta el cable neutro, que suele ser de color azul, al otro pin metálico en el mismo extremo del portatubos. Asegúrate de que los cables estén bien fijados y asegurados en los pines.

Una vez que hayas realizado las conexiones, coloca el tubo LED en el portatubos, asegurándote de que el extremo indicado por una etiqueta se encuentre en el lado del portatubos donde realizaste las conexiones. Esto es importante para garantizar un correcto funcionamiento del tubo LED. Finalmente, enciende el interruptor y comprueba que el tubo LED T8 se encienda correctamente.

¿Cómo saber la polaridad de un tubo LED?

Los tubos LED son dispositivos que no tienen polaridad ni posición específica, lo que significa que se pueden instalar en cualquier sentido. Esto se debe a que los tubos LED utilizan diodos emisores de luz (LED) que son dispositivos de estado sólido y no tienen una dirección de corriente preferida. En otras palabras, no importa cómo se conecte el tubo LED a la fuente de alimentación, funcionará correctamente.

La falta de polaridad en los tubos LED los hace más fáciles de instalar y utilizar. No es necesario preocuparse por conectar el tubo LED de una manera específica, lo que simplifica el proceso de instalación. Además, esta característica hace que los tubos LED sean más versátiles, ya que se pueden utilizar en una variedad de aplicaciones sin tener que preocuparse por la polaridad. En resumen, los tubos LED no tienen polaridad ni posición específica, lo que los hace fáciles de instalar y utilizar en cualquier dirección.

Ir arriba