CRISTINA LE GANÓ A LA REPÚBLICA DEL SHOW

(Por Carlos A. Villalba / Cobertura: Fotos Sur) Tuvo que esperar 17 días para poder decirlo con los votos documentados en la mano. Pero lo hizo; en el atardecer del miércoles 30 de agosto, Cristina Fernández de Kirchner, al fin, pudo anunciar que “Ganó Unidad Ciudadana y perdió el Gobierno que colocó la elección como un plebiscito de la situación económica y social”, fue “el triunfo de la verdad sobre la mentira, sobre la manipulación”. No cayeron papelitos desde los techos del estadio del Club Atenas de La Plata, la vieja ciudad Eva Perón, ni hubo baile con globos de caras famosas, como había sucedido en la noche de las PASO del domingo 13, cuando Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y todo su séquito, guardaron las urnas, asaltaron los televisores de todo el país y montaron un escenario de sonrisas que ocultó la verdad.


Retrasaron el conteo para que se instalase la sensación de “victoria nacional” y apoyo al gobierno del ajuste en toda la línea, cuando, en realidad, sobre 24 distritos “en 14 jurisdicciones había perdido el Gobierno”

Se manipuló el escrutinio, hubo “adulteración de planillas”, con una la selección de presidentes de mesa cercanos al gobierno y puestos a dedo y la presencia de “Gendarmería actuando como fiscal general del oficialismo”; se le escamotearon votos a la oposición y eludieron recuentos que podrían elevar aún más los guarismos favorables al peronismo kirchnerista bonaerense. Por eso Cristina Kirchner exigió “una auditoría completa del sistema en el que se ingresan los datos, porque después de ver todo lo que pasó me doy cuenta porqué, a contramano del mundo, querían el voto electrónico”.

Fue “la primera vez en la historia que el que gana en el escrutinio provisorio no ganó en el definitivo”, sentenció la candidata a senadora, apuntando a las sospechas que genera un proceso en manos del correo manejado por Macri y con una empresa relacionada con la empresa de… Macri. 

 

Liebre sí, gato no

La ex presidenta habló desde el centro de la cancha de básquet del club que fundó en 1935 un grupo de jugadores que habían dejado Gimnasia y Esgrima para envolverse en el nuevo calor de “la pasión griega”, un estadio que se llenó del entusiasmo que genera una de las hijas de la capital provincial.

“Nos quisieron vender gato por liebre, pero no fue gato, fue liebre” y lo fue “sin dinero ni para afiches, pasacalles y avisos publicitarios” describió CFK; un panorama sobre el que volvió al considerar que el triunfo de Unidad Ciudadana “es una hazaña democrática” en épocas “de la posverdad”, en la que se pudo “ganar una elección sin ir a un set de televisión y ganamos en agosto y podemos ganar en octubre”.

 

Concentración y disciplina

Cristina Kirchner remarcó su preocupación por la actual “concentración de poder” que pone a la democracia “en emergencia”. Explicó que al Estado Nacional, provincial y de la ciudad, se le suma todo el poder privado concentrado, mediático, financiero, internacional. Una acumulación de poder al que la sociedad debe ponerle un límite” ya que “no es bueno ni para ellos mismos”.

Cuando se instaló en la tarima para iniciar su discurso de 50 minutos, la ex presidenta mostró una fotografía del joven que desapareció de manera forzada en Chubut el pasado 1 de agosto. El hecho “más grave, el más terrible, el más doloroso, es la desaparición forzada de Santiago Maldonado” y lo relacionó con esa concentración de poder, que “puede ser una de las causas de la desaparición”, para demostrar “que (a) cualquiera que proteste lo van a meter preso, palabras de los propios funcionarios del Gobierno”.

IMG-20170831-WA0032

Parar el ajuste

La lista de temas centrales en la coyuntura Argentina incluyó el plan económico de Mauricio Macri, “inconsistente e insustentable” y con un “durísimo ajuste que se viene después de las elecciones”, motivo por el que la sociedad y la oposición en su conjunto deben “poner un límite al Gobierno”.

Acentuó su diagnóstico crítico de la etapa con un final dramático y ya conocido, como quien vio la secuela de la película Tiburón y ya sabe qué pasará en su quinta versión, y resaltó que Unidad Ciudadana fue el frente opositor más votado porque “logró imponer la agenda económica”, algo  que reorientó al resto de los adversarios del gobierno y los forzó a incluir la temática en sus campañas.

 

La aspirante a la senaduría nacional bonaerense consideró que “Cuando la gente vota no sólo le da un mensaje al Gobierno, sino también a la oposición, sobre qué tipo de oposición quiere. Además de decirle no al ajuste, la gente eligió un modelo de oposición y eso no significa despreciar a nadie, sino analizar quién está en condiciones de ponerle un freno al Gobierno”.

“Tenemos que estar muy atentos a lo que pase”, agregó y recordó que “Hubo una gran movilización el 22 de agosto convocada por la CGT, donde de pronto los que hasta ayer eran buenos pasan a ser malos”. También se ocupó de rechazar el mensaje de la “antipolítica” y recodar que “con algunos gobiernos se puede disfrutar de vacaciones, de llegar a fin de mes y con otros solo se puede ser pobre. No todos los gobiernos son iguales”.

IMG-20170831-WA0012

Taiana o González

Tras cerrar la evaluación de las PASO que la convirtieron en la candidata más votada de la Argentina, con más de 3 millones de votos en su distrito, y el análisis de la coyuntura, formalizó el arranque del nuevo tramo de campaña, el que culminará con la elección, ahora sí, “por los puntos”. 

El primer mensaje había sido convertirse en la voz que busca expresar las propuestas de soluciones a los problemas que manifestaron las “víctimas” del modelo Macri; a los que Cristina y sus candidatos, además de los votantes, escucharon durante la campaña para las primarias.

El segundo fue el reclamo de una fiscalización comicial que impida irregularidades en un conteo que se prevé reñido. Por último la convocatoria a “parar la mano” al conjunto del casi 70% de votantes que no apoyó a Cambiemos. Dentro de esas multitudes y por fuera de Unidad Ciudadana, abundan los peronistas. Por eso la figura de Jorge Taiana, hijo del ministro y médico personal del general Juan Domingo Perón y canciller de Néstor y la propia Cristina Kirchner, es un atractivo extra para conquistar nuevas simpatías.

IMG-20170831-WA0049

La jefa del espacio lo dijo con todas las letras al recalcar que “un puñado de votos” es “la democracia misma, es lo que puede definir que Gladys González entre en lugar de Jorge Taiana”. González, la segunda candidata a senadora nacional, debajo de Esteban Bullrich, se desempeña como directora de Acumar, el ente controlador de la cuenca Riachuelo Matanza, y fue interventora del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU).

Como casi todos sus compañeros de escuadra, cuenta con una gruesa foja de denuncias en su contra; en la Ciudad de Buenos Aires por “tráfico de influencias” cuando le ofreció pauta publicitaria estatal a un medio de comunicación a cambio de una entrevista favorable actual jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. En la Auditoría General de la Ciudad ni llegó a sentarse tras ser impugnada en la Junta de Ética de la Legislatura por tener abierta una causa en el juzgado en lo Criminal y Correccional por “malversación de caudales públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Al asumir como interventora del SOMU se sospechó de la oferta de cargos a cambio de un diezmo; denuncia formulada por cuadros de su propio partido. En su actual cargo al frente de ACUMAR, el ente regulador de la cuenca Matanza-Riachuelo, la critican por sus medidas de ajuste, con más de 60 despidos y aumento de la precarización laboral. “Nos encontramos con una presencia ejecutiva que vino a desguazar el organismo, por voluntad del poder central”, dijo en su momento Carlos Coledrero, que ejercía en el área de Salud Ambiental de ACUMAR, hasta su despido. 

Ese es el breve currículo de la rival del ex canciller, en su totalidad fue redactado por denunciantes de su propio espacio, que coinciden con ella en su antiperonismo. Cristina le puso el foco a las diferencias entre quienes aspiran a ser el “tercer senador”.

 

 

“Ganamos en agosto y podemos ganar en octubre”, después de una “campaña ciudadana”, porque “en el podemos no están solamente quien habla y quien acompaña. En el podemos gana el poder ponerle un límite al Gobierno. Están todos, los ciudadanos y ciudadanas”, “obreros, empleados de talleres, oficinas, fabricas”. Fueron las últimas frases del discurso. La campaña estaba en marcha.

WhatsApp Image 2017-08-30 at 19.13.15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s