ESE TREN ES NUESTRO

Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y funcionarios nacionales se tomaron el tren en Ezpeleta, llegaron a Berazategui, cruzaron la vía y se fueron. 7 personas saludaron a Martiniano Molina, y él sonrió al notar que había celulares para las selfies. Alto vallado para una política que alguna vez soñó con llenarse de pueblo. Patricio Mussi, el anfitrión, dijo presente de una forma muy particular. 

Mauricio Macri, María Eugenia Vidal y funcionarios nacionales se tomaron el tren en Ezpeleta, llegaron a Berazategui, cruzaron la vía y se fueron. 7 personas saludaron a Martiniano Molina y él sonrió al notar que había celulares para las selfies. Alto vallado para una política que alguna vez soñó con llenarse de pueblo. Muy distinto a la postura del actual Intendente de Berazategui, Patricio Mussi.

Ck2L6IeWsAAJhzT

La estación de Berazategui era un hervidero de gente desorientada, confusa y enojada que desconocía las nuevas paradas de los colectivos que reemplazan al tren ferrocarril Roca. Sucede que, a raíz de los nuevos seis kilómetros que se inauguraron desde Ezpeleta a Berazategui, volvieron a modificarse el lugar de las paradas. 14 y 144 las nuevas, las otras detrás de la estación. “La Plata directo”, es la primera.

Las obras vienen a paso muy lento y nunca, el Ministro de Transporte Guillermo Dietrich, explicó esta situación. Por el atraso, vecinos de La Plata, City Bell y Villa Elisa, conformaron una multisectorial para juntar firmas por la rápida vuelta del tren. En la Unión Ferroviaria también hay preocupación. Las formaciones son reemplazadas por colectivos que pasan por las diferentes estaciones. Estos tienen un valor idéntico al pasaje de tren, pero el viaje es más tedioso y los bondis rápidamente se atiborran de usuarios. Nadie los quiere perder.

La política ferroviaria es nula en el actual gobierno. Nada se sabe del tren a Mar del Plata, a Rosario, a Córdoba o a Santa Rosa. Sólo pequeños obras se están haciendo en el interior bonaerense, quizás más relacionadas con el transporte del cereal a los puertos que con la vuelta del tren de pasajeros.

Ck2NdGCXAAA3gQG edit

¿Y otra vez será? 

Cruzando la vía, siempre por la 14, se llega al centro comercial de Berazategui. Varios negocios aún están de pié. Y la noticia es que viene Macri. Cuesta que se entienda: “¿Pero…cómo, a qué viene?”, “Ah, pero ya no inauguraron la otra vez, en Quilmes, en Ezpeleta?”, “Ah, otra vez!”, “Ah, ¿y cuando llegue a Pereyra se inaugura de vuelta?”.

Misma fórmula se utilizó el pasado Miércoles cuando se (¿creó?) la Agencia Metropolitana de Transporte en Plaza Constitución, donde hace más de varios meses los obreros trabajan en un pasaje subterráneo entre el tren y el subte. Detrás de los grandes chapones amarillos, puede verse un enorme arco gris y mucho trabajo por hacer.

María Eugenia Vidal, Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta, y Guillermo Dietrich, “guillo”, como lo presentó el Jefe de la Ciudad de Buenos Aires, es decir los cuadros políticos más importantes de un gobierno, trastabillándose entre montañas de tierra y armazones de hormigón. En ese lugar, Larreta se sumó a la polémica del vagón para mujeres: “es algo que vale la pena estudiar, en distintas ciudades del mundo funciona”.  

Estas secuencias que arma el gobierno nacional busca un solo objetivo: “mostrar que el gobierno hace”, pero se topa con una realidad: “el gobierno tiene poco para mostrar”. Entonces así es como se confecciona una imagen de cascos blancos y amarillos que recorren obras, no terminadas, no inauguradas. Y también explica que Mauricio Macri ya fue tres veces al conurbano sur por la electrificación del tren Roca: una con Randazzo, donde fue repudiado por una multitud, otra sólo a un obrador un sábado, y esta última a Berazategui donde Patricio Mussi lo recibió con los dedos en “V”

FullSizeRender (3)

Respuesta   

Mauricio Macri llegó a la “capital del vidrio” cerca de las 11 AM. Fue recibido por el Intendente de Berazategui, Patricio Mussi, en el anden provisorio de la estación, y le dedicó una gloriosa “V” que luego se encargó de viralizar por twitter, más el hastag #PesadaHerencia. Su padre, actual diputado provincial, se mostró muy enojado y dolido, al prohibírsela el acceso al acto. “Me di cuenta que impidieron todo contacto de las autoridades con la gente”.

 

“Hay hambre están cerrando todos los negocios”, dice una señora de pelo rubio, que tiene en su mano una bolsa pequeña de farmacia. Sumado a ello un grupo de jubilados se pregunta “¿Por qué el acto duró un minuto?”. En el andén provisorio estaba preparado un equipo de sonido que no fue utilizado. Junto con la gobernadora, y una larga hilera de funcionarios trajeados para el frío, que superaban en cantidad a los asistentes del público, el primer mandatario cruzó las vías, se detuvo a unos treinta metros del público, levantó su mano, se subió a una combi blanca y se fue.

En Ezpeleta el Presidente había dicho: “Estamos contentos de seguir avanzando con obras que le mejoren la calidad de vida a la gente”. Tanto allí, como en Berazategui, la presencia de las fuerzas de seguridad es alarmante: Policía Federal, Policía Bonaerense, Policía Local y custodios. Y también los vallados de hasta tres cuadras hasta donde bajó Macri.

IMG_2104

Frente al centro comercial de la ciudad se concentraron un grupo de jóvenes con carteles y volantes. Se ubicaron tras las rejas verdes que los separan de las vías y lejos del primer vallado. Colgaron cartulinas blancas escritas con fibrón azul: MACRI=HAMBRE.

Ayer, el Diario La Nación había dicho: “Macri comienza una semana agitada”, que sí es por lo de ayer en Berazategui ni se notó.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s