PIRATAS EN EL ESPEJO

POR CARLOS A. VILLALBA. Si se leen con detenimiento los Papeles de Panamá y el listado de bancos y financieras que se encargan de colocar los bonos de deuda externa por u$s 15.000 millones que acaba de emitir el gobierno de Mauricio Macri, se encontrará, prácticamente, con una fotocopia de la lista. Si se lee la lista de los principales integrantes de aquel pool de bancos extranjeros y la nómina de entidades en las que se formaron y a las que representan los más importantes integrantes del equipo económico nacional, tropezará, prácticamente, con otra fotocopia.

Los encargados de colocar los u$s 15.000 millones del nuevo proceso de endeudamiento externo de la Argentina, destinados a satisfacer las exigencias de los fondos buitre, son el alemán Deutsche Bank, el británico Hong-kong and Shanghai Banking Corporation (HSBC, para clientes y víctimas), la estadounidense J.P. Morgan, el Santander Investment Securites, de origen español, al igual que el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA), el neoyorkino Citigroup y la  Unión de Bancos Suizos (UBS).

Fotocopia de un negocio

  • El HSBC y el Santander, coordinadores globales de la operación, y BBVA y UBS, colocadores conjuntos de la misma, aparecen en la lista de bancos implicados en los Panama Papers que también salpican al mandatario argentino, su familia extendida y muchos de sus colaboradores más cercanos.
  • JP Morgan y HSBC son dos de las tres empresas que tienen las causas más importantes por fuga de divisas de Argentina -la restante es BNP Paribás- y ambas “perdieron” archivos en el incendio intencional del depósito de Iron Mountian en Barracas, en la que perdieron la vida diez bomberos, voluntarios y rescatistas en 2014.

La Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROCELAC) las investigó por lavado de dinero, evasión impositiva y destrucción premeditada de pruebas.

  • El ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay representa en el gabinete los intereses del JP Morgan, al igual que Vladimir Werning, secretario de Política Económica, Planificación del Desarrollo; el presidente Comisión Nacional de Valores, Marcos Ayerra, y su Secretario Finanzas, Luis Caputo, quien revistó también en las filas del Deutsche Bank, otro de los colocadores de deuda. El ministro de Producción, Francisco Cabrera, además de haber trabajado para los grupos Clarín y La Nación, viene del HSBC, al igual que presidente y la vicepresidenta de la  Unidad de Información Financiera (UIF), Mariano Federici y Eugenia Talerico.

Más grave aún, la UIF era la encargada de investigar la fuga de divisas organizada por el  Hong-kong and Shanghai Banking Corporation. Cuando los cuadros de ese banco británico desembarcaron en los despachos centrales de la Unidad, se cerró el caso.

  • El banco de inversión JP Morgan fue multado en u$s 13.000 millones por incurrir en prácticas delictivas en la gestión de los bonos hipotecarios que llevaron al estallido global de la crisis subprime en 2007/2008. Fue acusado por su manejo de los controles de riesgo, al no informar a los reguladores de Estados Unidos y Gran Bretaña sobre las deficiencias de esas operaciones, a pesar de que su propia administración había identificado los riesgos que implicaban.

jpmorgan rejas

Joyas de una abuela

El hoy ministro de economía Alfonso de Prat Gay, fue el encargado de extranjerizar una de las fortunas más importantes del país, la de María Amalia Lacroze de Fortabat. La declaración de la reina del cemento en 2005 constituye un buen mapa de las decisiones financieras adoptadas sobre su fortuna, con u$s 246 millones depositados o invertidos en el exterior y solo u$s 310.000 en el país, es decir menos del 1,5%, en función del consejo del cuadro del JP Morgan.

Por esa acción, Prat Gay fue involucrado en la denuncia efectuada por la AFIP contra el HSBC

por haber montado una “plataforma ilegal para promover la evasión fiscal”, con el fin de ayudar a contribuyentes argentinos a evadir sus impuestos, a través de una “plataforma facilitadora”, conformada por apoderados, abogados, licenciados en economía y contadores, que facilitaron una red “off shore” de sociedades extranjeras, radicadas en guaridas fiscales, apoyándose en “estructuras que permiten ocultar la verdadera identidad de él o los titulares de los fondos depositados en Suiza y, en consecuencia, posibilitar la evasión de los impuestos en el país”.

Como asesor de la familia Fortabat, Alfonso Prat Gay utilizó una operatoria concreta, apoyada en la plataforma evasora del HSBC. Hoy, como ministro de Economía y Finanzas de Mauricio Macri, acudió al mismo libreto, la misma ingeniería y al mismo banco multidenunciado en el mundo para endeudar a la Argentina.

prat gay entierro fortabat

“Fue una operación legal”

En el anochecer del pasado domingo 3 de abril, con tanta sencillez como impunidad, Mauricio Macri mostró el corazón del sistema. El presidente argentino acababa de quedar en el ombligo mismo del escándalo financiero internacional que lo tiene como uno de los cinco mandatarios en ejercicio, cuyos nombres figuran en la mayor filtración de la historia sobre sociedades off shore en 21 paraísos fiscales, pero aseguró que “Está todo perfecto”.

“Fue una operación legal”, dijo el hijo de Franco Macri. Esas dos frases resumen la operación de los grandes grupos económicos de la oligarquía argentina e ilustran la estructura del saqueo. Los cultores del libre mercado afirman una y otra vez que en la Argentina no hay inversiones, que desde afuera entran pocas divisas; son los mismos que se apropian legal o ilegalmente de la riqueza y después utilizan ingenierías que les permiten fugar del sistema sus excedentes financieros, para incorporarlos  a la masa de activos líquidos de la especulación global.

Fuga de capitales, endeudamiento externo, sobre y subfacturación en el comercio exterior, transferencias ilegales de divisas, son algunas de las herramientas con que esas corporaciones y los bancos que les responden, exprimen las economías y traban los procesos de redistribución de rentas o de riquezas, generan aumentos de precios y disminución de los niveles de actividad económica, detienen el motor del desarrollo humano y hasta utilizan para desestabilizar gobiernos que defienden las funciones del Estado.

Esos excedentes se generan a través de acciones que van desde el narcotráfico, el contrabando y la corrupción hasta la elusión de impuestos a través de subfacturación de exportaciones, como hacen cerealeras o mineras, y sobrefacturación de importaciones electrónicas, de autopartistas o de bienes de capital, gracias a lo que reportan menores ingresos y disimulan costos, con lo que los grandes grupos disminuyen utilidades o aparentan pérdidas, y recortan brutalmente el pago de impuestos.

 

Con el parche en el ojo

Las maniobras mencionadas permiten generar un gigantesco volumen de riqueza no justificable y por la que las corporaciones no quieren tributar. Los “dólarductos”  de las finanzas serán los mecanismos encargados de desaparecer del escenario local esas divisas y fugarlas hacia las guaridas fiscales, como lo hicieron el HSBC o el JP Morgan hace pocos años. Habrá llegado el momento de la “banca de ultramar”, de las cuentas offshore y las empresas fantasmas, como las 15.600 generadas por el estudio Mossack Fonseca, junto a más de 500 bancos.

El HSBC, uno de los bancos encargados de “conectarnos con el mundo”, como afirma Prat Gay, creó más de 2.300 de esas “cáscaras” financieras, además de estar involucrado en los “Swiss Leaks”, en lo que se comprobó la existencia de más de 4000 cuentas de argentinos que fugaron u$s 3.505 millones a Suiza, tras consumar una trama de evasión fiscal. Los Papeles de Panamá, demuestran además que el UBS, otra de las entidades encargadas de colocar los bonos de la nueva deuda externa, “tenía clientes que querían compañías cáscara offshore para mantener sus finanzas ocultas”.

Ese es el “clima de negocios” hacia el que el gabinete de la oligarquía lleva el barco de una economía argentina a la que le sustraen el capital generado por sus trabajadores, de modo legal a través de “fallas” en los mecanismos de contralor y decisión o, directamente, por métodos ilegales, impidiendo en buena medida un desarrollo autónomo, basado en los enormes recursos generados en el país.

Si el presidente lo dijo, también lo dirán los nuevos destapados de la larga lista de “isleños” de las finanzas, como el CEO del Grupo Clarín, Héctor Magnetto; Gregorio y Jorge Perez Companc, los Blaquier, Eduardo Eurnekian y los hermanos Pagani, dueños de Arcor SA, los Bulgheroni, al igual que Miguel Madanes, dueño de ALUAR, y Alejandro Roemmers o Claudio Belocopitt, presidente de Swiss Medical Group; la emblemática láctea Mastellone Hnos o Francisco de Narváez, dueño de El Cronista y accionista de América TV.

Todos dirán que es legal, a pesar de que la exposición a la que son sometidos por esa filtración informativa se subtitula “Criminales, políticos y los negocios turbios que esconden sus fortunas”. Una investigación que nació en Panamá, pasó por Alemania, tiene trabajando a 400 periodistas en todo el mundo y pone en jaque a Mauricio Macri, su familia, sus ministros y sus socios.

macri del caribe

EL EXPRIMIDOR

                LEGAL

Renta de la inversión extranjera         u$s 58.937 millones

en Argentina 2003 – 2013

 

Fuga de capitales                                   u$s 92.095 millones

2003 – 2012

 

Pagos deuda externa                            u$s 190.000 millones

2003 – 2013

 

            ILEGAL

Cálculo teórico evasión                         u$s 163.804.250.000 millones

2003 -2013  (5% PBI anual)

 

Ejemplos sobre / sub                            u$s 21.412 millones

facturación 2010 y 2012

Fuente: Eduardo Halliburton, Carlos A. Villalba. De la fuga al robo: mil formas de comerse un país. Miradas al Sur

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Osvaldo Maques dice:

    Excelente articulo . Preciso y categorico respecto a los que han robado y lo siguen haciendo en forma indescriminada. La simulación de la libertad se contrapone al dominio del “mercado” financiero especulador.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s