CERRÓ LA ESCUELA NACIONAL DE GOBIERNO EN SALUD: ADIÓS A DIEZ CARRERAS DE POSGRADO

Menos formación, más eficiencia. Un cálculo preciso. Con el decreto (358/2016)  el Gobierno Nacional cerró la Escuela Nacional de Gobierno en Salud “Dr. Ramón Carrillo” que había sido creada el año pasado. Estaba dirigida por uno de los referentes del sanitarismo más importantes del país y tenía más de 2500 alumnos e inscriptos.

Por Ester Lansky

Seamos objetivos, como le gusta a ellos, y empecemos por prestarle atención a la letra fría de la norma: la ley de Ministerios, citada por el decreto 358, establece dentro de las competencias del Ministerio de Salud la de “asistir al Presidente de la Nación y al Jefe de Gabinete de Ministros (…) en las acciones destinadas a promover la formación y capacitación de los recursos humanos destinados al área de la salud”. Es decir que la formación y capacitación en salud que la nueva norma recorta forma parte de las competencias legales del Ministerio de Salud.

Puede darse una discusión sin dudas sobre cuál es el mejor modo de desarrollar esa actividad, pero sería raro decir que la formación llevada adelante de un modo legal, planificado y sistemático por el Ministerio de Salud es, de por sí, ineficiente. Sin embargo parece que así fue como llevó a cabo el (¿análisis?) la actual gestión.

Sin siquiera valorar posiciones políticas tenemos un problema y es que faltan los motivos. Si bien el decreto habla de la “eficiencia”,  no brinda ninguna razón por la cual se mejoraría la eficiencia del Estado cerrando la Escuela de Gobierno. De hecho, más allá de esa motivación abstracta, no hay motivación alguna.

Acto de lanzamiento de la Escuela de Gobierno en Salud

En la práctica la Escuela, ideada por Ramón Carrillo en la década del 50, fue creada por el decreto 2123/2015 con la idea de generar “un ámbito específico de coordinación y vinculación con las políticas públicas sanitarias” y que a la vez sirva para  “sistematizar y coordinar en todo el territorio de la Nación las acciones de Formación, de Educación Permanente, de Cooperación Técnica y de Investigación en el amplio campo de la Salud Pública”.

Esta casa de estudios había sido pensada como usina de formación de cuadros de la salud pública, orientada directamente por las necesidades de la población y abierta para la totalidad de los equipos de salud en todos sus niveles de formación. Se proponía además como espacio de asistencia para la gestión.

IMG_20160218_111301

 

Mario Róvere, el director de la Escuela que ejercía la función ad honorem, es médico con formación de posgrado, fue durante más de 30 años docente, coordinador de posgrados y docente invitado en Universidades nacionales y latinoamericanas. Además ejerció distintos cargos en la administración pública nacional. Fue consultor regional y de organizaciones internacionales como UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia).

Con el cierre de la “Dr. Ramón Carrillo”, se terminan de manera prematura 4 carreras de posgrado iniciadas durante el año 2015, dejando a más de 600 personas sin poder terminar el proceso de formación. Además se cancelan otras 10 carreras de posgrado programadas para empezar durante el año 2016 con más de 2 mil inscriptos de casi todas las provincias del país.

Al revés de lo que le pasó al pobre Sabina parece que si hay algo que acá sobra no son los motivos, o los motivos que hay son de esos que no se pueden contar en las normas.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Grace dice:

    Por favor! Que les pasa?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s