LA PROSCRIPCIÓN DE LAS REMERAS

No era cualquier plaza: era la plaza del pueblo. Pero un vallado policial oponía resistencia a la libre circulación. ¿La excusa? La remeras alusivas a un ideario determinado. “Voy a lo de Milagro Sala” trataban de explicar los que estaban del otro lado de la calle Balcarce, en alusión al acampe llevado a cabo por organizaciones políticas y sociales que ese día llevaban más de cuatro días de pernocte. El tiempo de la medida es indeterminado o no: dependerá de cuándo liberen a la dirigente de la Tupac Amaru.

Por Marianela Nappi y Vanina Pasik

El 29 de enero la Plaza estuvo cargada de personas que iban y venían de un lado al otro. En este clima de protestas múltiples -que continúa-, ese día se escuchaba “vamos a ver si ya arrancó la ñoquiada”, en referencia a la intervención colectiva que se propuso, desde organizaciones sociales y trabajadores del Centro Cultural Kirchner que fueron despedidos en tu totalidad (600). La manifestación tuvo como finalidad ironizar acerca del término que usó el actual ministro de Economía, Prat Gay, al referirse a los trabajadores del Estado como “Noquis”. De su Estado. De nuestro Estado. Y haciendo un desplazamiento del término: si antes los ñoquis eran los que no trabajaban y sólo se hacían presentes en sus dependencias a la hora del cobro, ahora los ñoquis resultan los trabajadores peronistas. Que siguen siendo unos cuantos. No en vano fue bautizado como “el hecho maldito del país burgués”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Miles fueron y vinieron entre las 17 y las 22 horas. Algunos de traje. Otros con remeras que traían o pintaban allí – donde alguien pudiera prestar un aerosol – y escribían “ Macri yo no soy grasa, vos sos vende patria”, mostraba un hombre de más de 60 que pasaba por la plaza. Y el tiempo se detenía en ese vallado.

  • Es una medida dispuesta por el Ministerio de Seguridad, desde el año pasado” – se escucha que dice un agente de la Policía Federal en un video casero registrado con un celular, que estuvo circulando por redes sociales los últimos días.

  • Pero el año pasado circulamos sin problemas por acá”- retruca una de las personas que están al lado de quien filma.

  • Esto no pasaba ni en el 76”…

  • Con el Kirchnerismo podíamos pasar por acá”, argumenta otro.

Dos hombres y una mujer. Uno de ellos con una remera negra cuyas letras azules y blancas vislumbran una frase de la ex presidenta Cristina Fernández: “No Fue Magia”,  mención célebre de la última apertura de sesiones en el Congreso Nacional. El otro mira su remera y una mujer – que también filma- menciona “pero vos no tenés nada” . “Sí tiene” responde otro “dos pingüinos y unas Malvinas” pintadas en negro y rojo sobre una remera blanca.

  • La disposición del ministerio de Seguridad fue que toda persona que tenga identificaciones políticas tiene que estar del otro lado de la zona prohibida” – continúa el oficial. Refiriéndose al vallado casi permanente, en los últimos días, sobre la calle Rivadavia, apenas nace.

Yo cumplo órdenes” menciona el federal en algún momento durante la filmación. Hacia el final ríe. Y como quien aparentara estar nervioso, ó como cuando alguien no cree siquiera lo que está diciendo continúa: “ahora pueden pasar, tampoco vamos a ser tan rigurosos”.

Ahora no es antes. ¿Antes no es ahora?

Poco después de arrancado el mes de Marzo de 1956, el presidente de facto Pedro Aramburu dispuso el Decreto-ley 4161. El mismo establecía la conocida y tan mentada “proscripción”: la peronista. La que mantuvo a Perón en el exilio durante algo menos de 18 años. En aquel momento, entre los “considerandos” de la normativa, se hablaba de que quedarían prohibidos aquellos objetos que “tuvieron por fin la difusión de una doctrina y una posición política que ofende el sentimiento democrático del pueblo Argentino, constituyen para éste una afrenta que es imprescindible borrar, porque recuerdan una época de escarnio y de dolor para la población del país y su utilización es motivo de perturbación de la paz interna de la Nación y una rémora para la consolidación de la armonía entre los Argentino”.

Como quien usara una esvástica y fuera condenado ante los ojos cotidianos, naturales e ideologizados, quien fomentara a través de la iconografía peronista aquella “propaganda destinada a engañar la conciencia” sería condenado pero ya no sólo moralmente. Sino efectiva y concretamente: “Con prisión de treinta días a seis años y multa de m$n: 500 a m$n. 1.000.000”.

“Inició el Gobierno el plan para ‘deskirchnerizar’ la ex ESMA”, tituló La Nación el 3 de Enero de 2016 una nota sobre las nuevas disposiciones de la gestión a cargo de Mauricio Macri. Y  “Empezaron los primeros cambios,” menciona una canción peronista.

remera yo viví la dékada ganada

La nueva administración supuso que la interpretación iconográfica, simbólica y propagandística del kirchnerismo no eran apropiadas para hablar de Derechos Humanos en el ex centro de detención clandestino ESMA, según esboza la nota del diario de Mitre. Luego, cerraron el Centro Cultural Kirchner. ¿Quiénes bajaron los cuadros de Nestor y de Chavez? preguntarán aquellos que, en cuatro años, aún recuerden aquellos años felices. Aquellos en los que la soberanía no era mala palabra, y en los que los “números” tenían que cerrar “con la gente adentro”. A modo de reminisencia, se reactualiza el “todo tiene que ver con todo”, pero ahora lleno de contenido: la soberanía y la inclusión social estrechamente ligados. Hablaron de limpieza y bajaron los cuadros. Hablaron de limpieza y volaron de un plumazo a 25 mil trabajadores. Hablaron de limpieza, pero también de “malas energías”. Dijeron “De limón y de vainilla” para referirse a los olores de los nuevos desodorantes elegidos por el presidente – o en referencia a algún nuevo limpiador Anti-grasa. Prat Gay, sabrá. Vestirán a nuestros policias – aquellos  a los que les mandaron a sospechar de las remeras de la Patria Grande- con chalecos antibalas de fabricación israelí.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s